jueves, 17 de enero de 2013

Papitas con Baicon Gratinadas



     

¡¡¡Me encanta rellenar!!! Ya os iréis dando cuenta a medida que avancen las recetas en nuestro blog. No se porqué pero siempre tengo esa tendencia...rellenar. Es como cuando algo te gusta mucho y sin darte cuenta siempre acabas rodeado de eso... Por ejemplo, me chifla el color verde, me transmite paz y alegría al mismo tiempo, frescura... me recuerda a la naturaleza... Pues bien, me he dado cuenta que muchas, muchísimas de las cosas que me rodean son verdes: decoración de mi casa, utencilios de cocina, ropa... ¡¡¡incluso mi coche!!!! y no es hecho a posta, lo juro, sino que el subconsciente tira mucho... A veces pienso "ainss Sandra, verde otra vez nooo" Seguro que les pasa...


   

Pues no se si estaré psicótica perdida pero me pasa lo mismo a la hora de pensar cómo preparar algo. "¿Qué puedo hacer con esto...? ¿Y si relleno estos... champiñones, pimientos, tomates...? No, hoy toca ¡papas! (patatas para los que no son canarios ; ) )




Si es que, aunque mucha gente piense que rellenar es complicarse a la hora de cocinar algo, yo les aseguro que por lo general es muy sencillo y el resultado muchísimo mejor. Sacas el relleno del alimento a rellenar, haces un sofrito o salteado, le añades el relleno, rellenamos con la nueva mezcla y ¡¡¡voilá!!! Nos ha salido.... un buen trabalenguas... Uf! a lo mejor con esta explicación os he liado más : S


   

Bueno, bromas aparte... hoy os traigo otro resultado de mi obsesión: papas rellenas con baicon y gratinadas al horno. Una recetita sencilla y entretenida, y con muy buen resultado visual (¡¡¡qué monas son!!! : D) y por supuesto riquísimas. Como guarnición son todo un lujo pero también las podemos preparar como aperitivo eligiendo papas pequeñas a modo de bocadito. Y que decir de su sabor... baicon y queso entrelazados en suave puré de papa... mmm no tengo palabras... ¡A la cocinaaaaa!

Ingredientes:
  • 7/8 Papas pequeñas y ovaladas
  • 120grs Baicon en tacos
  • 1 Cebolla pequeña
  • 1 Diente de Ajo
  • 1 Yema de huevo
  • 15grs Mantequilla
  • 1 Cucharada Tomate frito
  • Perejil 
  • Queso rallado para gratinar 
  • Sal

Elaboración:
  1. Lavamos a conciencia las papas con un cepillito para que queden bien limpias. Las secamos.
  2. Las ponemos en un plato hondo y las tapamos con papel film, y las metemos al microondas a máxima potencia 10 minutos aproximadamente.
  3. Una vez guisadas, esperamos un par de minutos que se enfríen, cortamos la parte superior con un cuchillo, y con ayuda de una cucharita vamos vaciando las papas hasta llegar a medio centímetro de la piel. 
  4. Reservamos las papas vacías para más adelante.
  5. Machacamos la papa que sacamos con un tenedor hasta que estén hechas puré y le echamos la mantequilla a temperatura ambiente, para que se derrita más fácil. Mezclamos bien.
  6. Ahora añadimos la yema de huevo y volvemos a mezclar bien..
  7. En una sartén sin nada de aceite sofreímos a fuego medio el baicon, y cuando éste suelte la grasita añadimos la cebolla y el diente de ajo todo picadito muy pequeño. Rehogamos unos 5 minutos.
  8. Cuando la cebolla y el baicon estén listos, añadimos la cucharada de tomate frito. Mezclamos bien y rehogamos a fuego medio unos dos minutos más.
  9. Picamos unas hojitas de perejil y se las echamos a la fritura. Retiramos un minutos después.
  10. Añadimos esta fritura al puré de papas y removemos a conciencia para que se integren todos los ingredientes.
  11. Precalentamos el horno a 180º.
  12. Rellenamos con esta mezcla el hueco de las papas.
  13. Ponemos encima el queso para gratinar que más nos guste.
  14. Metemos las papas en una fuente apta para horno, unos cinco minutos para que se calienten y luego gratinamos hasta que el queso se vea fundido.










 Consejo:
  • Las cantidades son orientativas ya que variaran en función del tamaño de las papas. Puedes poner una grande por persona o elegirlas pequeñitas y ponerlas como aperitivo, a modo de bocadito. Yo en este caso use medianas que era las que tenía en ese momento.
  • Las papas también las puedes asar al horno o simplemente hervirlas en agua. Elije la opción que más te guste, el resultado será igual de bueno.


    Deliciosas incluso sin el queso...


     ********************************


Shhhhhh!!!... ¿qué es ese ruido?... Ah, si! El reloj del horno nos avisa que el quesito está en el punto justo de fundición mmm... ¡Todos fuera ya de la cocina!


                      

  Toca la mejor parte, la que recompensa todos nuestros esfuerzos... ñam, ñam...

 
 



 





¡Qué lo disfrutéis!