lunes, 4 de marzo de 2013

Chipirones rellenos en Salsa




A ver qué os parecen estos Chipirones rellenos en salsa para empezar la semana… jugoso relleno de gambas y salsa para mojar pan… Un plato calentito para sobrellevar el temporal que está azotando a las Islas Canarias… fuertes vientos, lluvia intensa y fenómenos costeros. Alerta máxima, clases supendidas… toca enclaustrarse en casa con todo bien cerradito a esperar que pase lo peor.





Ahora no es momento de ir al super sino de tirar de lo congelado, como es el caso de estos calamares pequeños o chipirones. Los compré hace tiempo con la idea de rellenarlos. Al estar congelados vienen ya limpios así que es un trabajo que te ahorras, porque la receta es bien entretenida.




Si nuncas los has preparados ésta es un buena opción  porque es sencilla, sin complicaciones. También te puedes animar con múltiples rellenos, como carne. Todo está en las preferencias del cocinillas y del comensal : D.


Ingredientes(3 personas aprox.)

  • 12 Chipirones (calamares pequeños) congelados en este caso
  • 150grs Gambas congeladas
  • 4 Huevos
  • 2 Cebollas
  • 2 Dientes de ajo
  • 125grs Pimiento verde
  • 4 Tomates maduros medianos
  • 125ml Caldo pescado
  • 125ml Vino blanco
  • 3 Cucharadas de pan rallado
  • 1 Hoja laurel
  • 1 Cucharadita de pimentón dulce
  • 1 Cucharada de Maizena (harina de maiz)
  • Perejil
  • Aceite
  • Sal
 

Elaboración:
  1. Ponemos tres de los cuatro huevos en un cazo con agua y los cocemos durante diez minutos. Los pelamos y los reservamos.
  2. Ahora vamos a pelar los tomates. Para que sea más fácil yo los pongo unos minutitos al fuego con agua hasta que la piel se arrugue un poquito. Los sacamos, los pelamos y los troceamos. Reservamos para más adelante.
  3. Lavamos el pimiento verde y lo troceamos en cuadraditos pequeños.
  4. Ahora vamos con el caldo. Yo use un concentrado disuelto en 500cc de agua caliente. De ahí cogemos los 125ml que necesitamos y lo reservamos.
  5. Cogemos los chipirones y les quitamos los tentaculos y las aletas, que picaremos todo junto.
  6. En una sartén rehogamos la cebolla unos cinco minutos, luego añadimos el ajo bien picadito y cocinamos dos minutitos más. Echamos los tentanculos y aletas y cocinamos hasta que suelten todo el agua y dejamos enfriar.
  7. En otra sartén pequeña ponemos un chorrito de aceite y una pimienta cayena (opcional). Cuando suelte el aroma la pimienta añadimos las gambas peladas y cocinamos. Una vez lista las picamos y guardamos el aceite usada para más adelante dorar los chipirones.
  8. Troceamos el huevo duro y la añadimos junto con las gambas al sofrito anterior. Mezclamos bien y triruramos un poco con una picadora, para que el relleno quede más fino.
  9. Una vez triturado le añadimos: el huevo batido, las 3 cucharadas de pan rallado y el perejil picado. Mezclamos bien. Lo introducimos dentro de una manga pastelera de boca redonda para rellenar los chipirones de forma más fácil y limpia.
  10. Cerramos los chipirones con un palillo y los doramos en el aceite de las gambas en varias tantas.
  11. Vamos ahora con la salsa. En la olla (a presión o tradicional) con un chorrito de aceite rehogamos 5 minutos la cebolla que nos queda cortada en juliana y con un poquito de sal. Luego añadimos el pimiento troceado. Cuando esté tierno se añade el tomate y se rehoga un par de minutitos a fuego medio-bajo.
  12. Añadimos la hoja de laurel, la cucharada de harina de maiz, la cucharadita de pimentón dulce, los 125ml de caldo de pescado, los 125 ml de vino blanco y los chipirones. Tapamos la olla a presión, subimos un poco el fuego y desde que empieza a silbar la olla, bajamos a fuego medio y contamos unos 10 minutos . En olla tradicional cocinaremos unos 30 minutos aproximadamente.









 

Consejos:
  • Yo utilicé chipirones congelados. La ventaja es que no los tienes que limpiar, por lo menos éstos. Si prefieres frescos pide a tu pescadero que te los limpie y prepare, tendrás un paso adelantado : D. Aquí os dejo un enlace donde se explica cómo limpiar un calamar.
  • Tienes que tener en cuenta que encojen bastantes al cocinarlos así que ajusta las cantidades de relleno para que no te sobre ni tampoco se te salga durante la coccion . También lo puedes congelar y utilizarlo en otra ocasión.
  • Puedes usar calamares más grandes, tendrá menos trabajo y acabarás antes.











Bien calentitos qué ricos están, pero recuerda...

¡sopla que te quemas!