jueves, 7 de febrero de 2013

Tarta de Rosas por San Valentín




Ohhh San Valentín, San Valentín... empieza la cuenta atrás... A los que nos gusta celebrarlo nos estresamos, y mucho... nos ponemos nerviosos, no sabemos qué preparar... ¿cena, desayuno, regalo caro, sorpresa...? Queremos innovar con respecto al año anterior, ver la cara de sorpresa de nuestra pareja...




Tranquilos estáis a tiempo. Tened presente siempre que lo cuenta es la intención, y los regalos bien pensados y hechos con cariño superan a otras muestras de afecto más ostentosas… Y es que a veces, un gesto espontáneo vale mucho más que todo el oro del mundo : D.




El lunes ya os propusimos un entrante sencillo, Dátiles con sabor a beso, ¿recuerdan?... ideal para los más inexpertos. Hoy nos hemos liado la manta a la cabeza... Hemos pensado... ¿qué es un San Valentín sin rosas o sin fresas? Puede sonar a tópico pero son un claro símbolo de amor y pasión a la vez.




Nosotras hemos fusionado los dos conceptos y los hemos materializado en un algo suave, cremoso, dulce... El resultado... un precioso ramo de rosas, hecho con ternura, amor y dedicación... Como las buenas parejas que perduran con los años, este ramo no se marchitará, y lo que es más importante... ¡dios, qué rico! ¡Cómo nos vamos a poner! jajaja...




No tengas miedo, es mucho más fácil de lo que parece, no hace falta ser un repostero experto, nosotras no lo somos ni por asomo. Eso sí... dedícale tiempo, amor y paciencia. Todo por sorprender en ese día... quizás en el desayuno acompañado de una flor recién cortada del jardín de la vecina... o quizás como postre en una cena íntima a la luz de las velas... o porqué no... desatando la pasión del momento con esta suave crema de nata y queso...

¿Estáis ya listo? Pues manos a la masa...

Ingredientes:

Bizcocho Genovés:
  • 5 Huevos L
  • 5 Cucharadas de harina de repostería
  • 5 Cucharadas de azúcar
  • Aroma de vainilla
  • Mantequilla para engrasar el molde
Crema:
  • 1L Nata de repostería 35% MG  o 2 botes Nata Ermol (en mi caso)
  • 400grs Queso tipo philadelfia (no sale en la foto por despiste... :S)
  • 200grs Azúcar glass
  • 200grs de fresas
  • Licor de Granadina sin alcohol
Almíbar:
  • Ron, un chorrito
  • 3 Cucharadas de azúcar
  • 100ml de agua 


 Utencilios:
  • Molde desmontable de 22cms con forma de corazón para la ocasión
  • Batidor de varillas
  • 2 Mangas pasteleras (desechables mejor)
  • 2 Boquillas 1M wilton a poder ser 



Elaboración:

Bizcocho Genovés:
  1. Separamos las claras de las yemas.
  2. Precalentamos el horno a 180º.
  3. Batimos las claras a punto de nieve hasta que queden bien consistentes.
  4. Añadimos el azúcar y batimos hasta que esté bien firme.
  5. Añadimos las yemas y mezclamos con movimientos envolventes.
  6. Añadimos la harina tamizándola, un chorrito de aroma de vainilla y mezclamos de forma suave.
  7. Engrasamos bien un molde con mantequilla ablandada y espolvoreamos harina. Retiramos el exceso de harina.
  8. Ponemos la mezcla dentro y los horneamos unos 20-30 minutos a 180º. Los tiempo de horneados pueden variar en función del horno, así que estaremos pendiente llegados los 20min.
  9. Pinchamos con un palillo para ver si está hecho. Tiene que salir limpio y seco : D.
  10. Cuando esté hecho, lo sacamos del horno y lo dejamos reposar unos minutos dentro del molde. Veréis que encoge un poco pero es normal.
  11. Una vez esté completamente frío lo cortamos por la mitad con un cuchillo bien largo y afilado, para que el corte sea limpio.



Crema:

Ahora pasamos a preparar la crema del relleno y la del exterior de la tarta.
  1. Ponemos toda la nata en el bol de la batidora de varillas y añadimos el azúcar glass tamizada.
  2. Batimos hasta que esté bien montada. Tiene que quedar bien consistente, por eso yo utilizo la nata ermol, que tiene bastante cuerpo.
  3. Ahora añadimos los 400grs de queso y batimos para que se mezcle bien. Probamos de sabor por si quieres echarle más azúcar... ahora sería el momento.
  4. Separamos un tercio de la mezcla en otro bol y la reservamos en la nevera. Está será para el relleno.
  5. A la parte restante, los dos tercios de crema, le añadimos granadina poco a poco, batiendo a la vez, hasta que la masa coja color y sabor a nuestro gusto. Tener cuidado de no pasarse, ya que no nos interesa que la crema quede muy líquida, debe mantener siempre una buena consistencia.
  6. Ahora metemos las cremas en las mangas pasteleras y las dejamos que se enfríen bien en la nevera, lo que no ayudará mucho después al decorarla.




Montado de la tarta:
  1. Lavamos las fresas sin quítales las hojas, así evitaremos que absorban agua.
  2. Una vez limpias les cortamos las hojitas y las troceamos en cuadraditos pequeños.
  3. Vamos con el almíbar. Para ello vierte en un cazo unos 200ml de agua junto con tres cucharadas de azúcar. Dejamos que hierva y se reduzca, adquiriendo una textura más densa.
  4. Apartamos y añadimos un chorrito de ron, mezclamos bien y dejamos enfriar. Ya tenemos nuestro almíbar.
  5. Colocamos el bizcocho que será la base en el plato definitivo en el que serviremos la tarta. Elige uno bonito y que no sea muy justo de tamaño.
  6. Empapamos la base de la tarta con el almíbar ya frío.
  7. Cubrimos el bizcocho empapado con la crema blanca, ayudándonos con la manga pastelera. ¡Esta es la parte más divertida! : D
  8. Repartimos las fresas troceadas por encima.
  9. Ahora emparemos el otro bizcocho, sin pasarnos, y con mucho muchísimo cuidado lo colocamos encima. Si os pasamos empapándolo de almíbar corremos el riesgo que se nos rompa al intentarlo colocar encima.
  10. Una vez esté colocado, ahora si, bañamos de almíbar por encima.




Decorado:

Esta parte si que es divertida : D, no tengáis miedo es mucho más fácil de lo que parece.
  1. Sacamos la crema que nos queda en la nevera, que habrá estado enfriándose mínimo una hora... si hay que tener paciencia si queremos que nos quede bien.
  2. Cortamos unas tiras de papel de horno y las colocamos debajo de la tarta, levantando un poco el bizcocho. Esto evitará que al decorar manchemos el plato ; ).
  3. Primero tenemos que cubrir toda la tarta con la crema. La extendemos bien ayudándonos con una pala flexible de goma. La extendemos tanto por los laterales como por la superficie.
  4. Empezamos a decorar por el centro. La idea es cubrirla toda con rosas. Para ello hacemos movimientos circulares desde el centro hacia fuera, sin dejar de apretar, siempre de dentro para afuera, y cuando vayamos a terminar dejamos de apretar y ya está. Mira este video explicativo si te quedan dudas, está genial!
  5. Cuando hayas hecho la primera harás las demás pegadas es esa, y así sucesivamente hasta cubrir toda la parte alta de la tarta.
  6. Vamos ahora con los laterales. Dependerá de la altura de la tarta. Yo en este caso opté por una fila a modo de cadena en la parte baja y luego fui haciendo las rosas, "apoyándolas" en esa cadena de crema. Así evitaremos que se nos caigan las rosas, que puede pasar, ya que están apoyadas.
  7. Una vez esté toda cubierta la tarta, retiramos los trozos de papel y voilá!!! Qué estupenda que no ha quedado!!! 
  8. Refrigeramos unas cinco hora, para que se asiente la crema.





Consejos:
  • La cantidad de azúcar de la crema es al gusto. Te aconsejo que no la eches toda de golpe sino poco a poco, mezcles y pruebes. Así evitarás echar a perder todo el trabajo por una crema demasiado dulce.
  • Lo mismo con la granadina. Ten en cuenta que es líquida y que si os pasamos la nata quedará aguada e inservible para trabajar con la manga.
  • Si no tienes práctica con la manga pastelera practica antes en un plato para ver cómo te sale. Calcula el tamaño de la rosa para que sean todas iguales. No las hagas muy grandes, es preferible medianitas para que luego no te queden recovecos sin cubrir.
  • Se puede sustituir la granadina por lo que quieras : D... como nutella, fresas trituradas... o añadirle colorantes en gel para que la crema tenga el color que nos interese. O dejarla blanca, tal cual está buenísima, y espolvorearle unos pistachos triturados por encima... Hay infinidad de posibilidades.
  • Respeta los tiempos de refrigerado ¡super importante! para un buen resultado : D 


♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥





Deja boquiabierta a tu pareja con este detallazo. Que lo hayas hecho tú no tiene precio y si encima no eres cocinillas ¡el éxito está asegurado!




Si todavía estáis dudosos aquí os dejo algunos enlaces como ayudita extra:





Mmm... mira este corte... ¿te vas a resistir?









Y hasta aqui nuestra segunda propuesta para este día. Recuerda que te tenemos reservadas dos ideas más que serán publicadas la próxima semana. ¡No te las pierdas! : D