lunes, 20 de mayo de 2013

Cestas de Morcilla y Manzana


¡¡Buenos Días!!

Hoy me he levantado con ganas de hacer algo diferente a lo habitual y he pensado utilizar un ingrediente que no suelo tener en mi cocina y se trata de la morcilla. Aqui en Canarias la morcilla que consumimos y que se ve con más frecuencia en los supermercados es totalmente diferente a la que se utiliza en la Península. Es más dulce y no pica nada, pero como me gusta probar cosas nuevas, esta vez me decanté por una morcilla de arroz de Burgos.



La combinación con la manzana le da un toque diferente y bastante bueno, ese toque dulzón de la fruta le viene muy bien a la morcilla.



Ingredientes:
  • 1 paquete de obleas de 16 unidades
  • 1 morcilla de arroz o al gusto
  • 1 manzana mediana
  • 1 cebolla
  • 3 huevos
  • Aceite de oliva
  • Sal


Elaboración:
  1. Picamos la cebolla muy finita y la manzana en trozos pequeños.
  2. Le quitamos a la morcilla la piel que la envuelve y la picamos en trozos más bien pequeños, aunque después en la cocción la desmenuzaremos más.
  3. Ponemos en una sartén un chorro de aceite de oliva y añadimos la cebolla para pocharla bien con un poco de sal.
  4. A continuación le añadimos la manzana y rehogamos  bien hasta que esté blandita.
  5. Agregamos la morcilla y cocinamos unos 10 minutos para que se haga bien.
  6. Precalentamos el horno a 180º C.
  7. En un bol cascamos los tres huevos y con un poco de sal los batimos levemente.
  8. Engrasamos con una servilleta mojada en aceite un molde para hacer magdalenas o cupcakes y vamos poniendo con cuidado las obleas en forma de cestitas.
  9. Una vez el relleno esté listo lo vamos repartiendo de forma uniforme por las cestitas.
  10. Por último le vamos añadiendo el huevo batido a cada una y las metemos en el horno unos 15 o 20 minutos o hasta que haya cuajado bien el huevo y las obleas estén bien doraditas.



Este relleno también lo podéis utilizar para el relleno de una quiche que queda riquísima, para unas empanadillas o si os atrevéis hasta para hacer un revuelto original. Como también existen en el mercado una amplia variedad de morcillas podéis cambiarla a vuestro gusto.




La que consumimos aquí es dulce y tiene en su relleno pasas y almendras que le dan un sabor especial y muy característico. Os dejo una foto para que la podáis ver. En ella se aprecian las almendras y las pasas, ¡¡Qué ricas que están!!.


Foto:http://www.cuentatuviaje.net/ver_reportaje.asp?id=54


No se si por la Península la podréis encontrar pero si tenéis ocasión no dudéis en probarla, seguro que no os decepcionará.



Aquí tenéis el corte de estas riquísimas cestas. ¡¡Quedaron muy buenas!!




¡¡Hasta la próxima!!