lunes, 13 de mayo de 2013

Arroz con pollo... el de toda la vida




Esta receta es especial para mí. De pequeña en casa mi madre solía hacer arroz amarillo habitualmente como en cualquier familia. Era un plato muy socorrido, la verdad. La peculiaridad del arroz de mi madre era que siempre lo hacía de marisco... bueno marisco lo que se dice marisco no era... vamos con las típicas bandejitas esas de "preparado para paella" que te viene un mix de gambas y cosas varias. Pues eso. Yo lo llamaba "arroz con bichos". Y no es que estuviera malo, lo que pasa es que no me gustaban esos bichos ahí danzando en medio del arroz. No me gustaban los mejillones, ni las gambas, ni el calamar... que me pregunten ahora... : D ¡¡¡A mi me gustaba con pollo y verduritas!!! Pues no, siempre de bichos JOooo!

 


Bueno pues era tan anelado por mi ese arroz con pollo que nunca se veía por casa que fue mi primera receta. Nadie me enseñó, yo con quince años me metí en la cocina con un libro de rectas en la mano y ála! A ver que sale... Ha llovido mucho desde entonces, y la manera de hacerlo ha ido variando con el tiempo y la práctica, pero hoy por hoy me quedo con ésta.




Algo tan sencillo y tan bueno. En serio. Mi último descubrimiento ha sido un arroz redondo que ha sacado nuevo la marca Brillante: "Arroz Sabroz". Ha culminado mi receta. Queda como a mi me gusta, jugoso, tierno y con mucho sabor, muchísimo, porque lo absorbe todo. En cuanto a las especias me dio un día por probar el sobre "Paellero" de la marca Carmencita y también me ha ido genial, porque me olvido de estar echando especias varias, azafrán ni colorante. Viene todo en uno, una cucharita y listo, sin complicaciones... ¿Habrá que ser prácticos también, no?







Ingredientes: (4 personas aprox.)
  • 400grs Arroz Sabroz Brillante o arroz redondo
  • 1L Caldo de pollo (o un concentrado de caldo)
  • 8 Muslitos de pollo
  • 1/2 Pimiento rojo
  • 1/2 Pimiento verde
  • 2 Zanahorias medianas
  • 1 Cebolla
  • 3 Tomates pequeños maduros
  • 200grs Champiñones (natural o en conserva)
  • 100grs Guisantes
  • 100grs Aceitunas verdes en rodajas
  • 3 Cucharadas Tomate frito
  • 1 Sobre de especias "Carmencita Paellero"
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Elaboración:
  1. En el caldero que vayamos a preparar el arroz echamos un buen chorro de aceite de oliva y lo calentamos bien.
  2. Salpimentamos los muslitos y los freímos a fuego vivo para que se doren. Si no caben bien es preferible hacerlo de dos veces, porque si son muchos el aceite se enfría y en vez de freírse se guisan.
  3. Reservamos los muslitos ya dorados.
  4. En la misma aceite echamos la cebolla, los pimientos y la zanahoria, todo previamente lavado y cortado en cuadrados (las zanahorias obviamente las pelamos primero). Rehogamos unos tres minutos y echamos el ajo picado muy pequeñito. Rehogamos unos 5 minutos más.
  5. Cortamos la raíz a los champiñoes y los lavamos bien. Los Laminamos de forma que nos queden gruesos, ya que soltarán mucha agua y se quedarán en nada. Otra opción es usar champiñones en conserva, pero estos dan más sabor.
  6. Rehogamos a fuego medio hasta que los champiñones hayan soltado todo el agua y ésta se haya evaporado. Entonces echamos el tomate, pelado, sin semillas y cortado en trozos pequeños.
  7. Mezclamos bien y pasados unos minutos echamos el tomate frito, y dejamos sofreír unos minutos.
  8. Es el momento de echar el arroz. Mezclamos bien y dejamos que se rehogue con el sofrito unos minutos, así absorberá más sabor y se notará más al final.
  9. Ahora viene el caldo. Recuerda que es tres medidas de caldo por una de arroz en este caso. Si no tienes caldo, usa un concentrado (por ejemplo avecrem).
  10. Una vez puesto el caldo subimos el fuego y echamos los guisantes, las aceitunas cortadas en rodajas y una cucharada de postre de las especias "paellero carmencita". Mezclamos bien.
  11. Incorporamos los muslitos de pollo. Probamos el caldo y rectificamos de sal al gusto.
  12. Cuando rompa el caldo a hervir, contamos cinco minutos y luego bajamos a fuego medio y dejamos cocer, unos 15-20min. Si ves que el arroz te pide más liquido añade un vasito de agua templada.
  13. No dejes que se cueza del todo al fuego, cuando esté casi a punto apartado del fuego y tapa el caldero poniendo un paño de cocina limpio antes de la tapa. Esto hará que se termine de cocer y le dará ese punto meloso que tanto me gusta. Déjalo reposar 5 minutos.







Consejos:
  • Utiliza una paellera o en su defecto un caldero ancho. El arroz debe cocer en extensión y no en altura.
  • Las proporciones de arroz por persona varían según la clase arroz, pero en principio el calculo de la medida son 100grs por persona y el triple de cantidad de agua o caldo que de arroz, para este tipo de arroz de grano redondo, que absorbe más agua que otros.
  • ¿Porqué uso arroz redondo?  Porque absorbe el caldo y el sabor muy bien, y éste concretamente que he usado no se pasa, por lo que es más fácil todavía.
  • El fuego debe de estar repartido de forma uniforme por toda la base de paellera o caldero. Ha de ser vivo hasta que rompa a hervir, y luego, medio hasta que se cuezan todos los ingredientes.
  • El arroz nunca debe lavarse. Le quitaríamos el almidón y luego no absorbería igual el sabor del caldo y del sofrito.
  • Puedes sustituir los muslitos de pollo por pechuga o contramuslos deshuesados... a los niños les encantará ; )










Y en vista que ha salido un rayito de sol, me voy corriendo a mi terraza a disfrutar de este arroz tan delicioso...




¡Esto es vida!




¡Hasta la próxima!